blog de Jorge Díaz Martínez

viernes, 1 de junio de 2012

"La vida..." en Sevilla





*detalle del baño de Paula






La sangre y los mosquitos no me han dejado dormir. Recuerdo que el tabaco le servía a mi abuelo. Ha empezado el verano. Esto es Sevilla. Escribo. 

Llegamos tarde pero bien. En el patio interior de La Carbonería ya estaban Martín y Carmen con los ejemplares de La vida por delante dispuestos en una mesita. No había ni sillas, ni audio, ni luz, ni Ana, ni poetas. El retraso se achacaba a las carretas del Rocío. Pero luego sí, luego había abundancia de público y también algunos poetas dispuestos a leer. Así que empezamos mientras los fotógrafos se esforzaban en captar las diminutas partículas de luz que iban desapareciendo. Según me dijeron al finalizar, más allá del primer corrillo, no se escuchaba nada. Y así, a la romana, primero el editor y después los antólogos, salimos a una escena improvisada, dijimos lo que teníamos que decir y cedimos el turno a los poetas. Le tocó comenzar a Elena Mateos, que según me había dicho se estrenaba ante el público, y a continuación Iván Onia, Helena Ortiz y Laura Rosal, que quiso leer también un poema de David Leo García, y tras ella Adriana Schlittler, que justo acababa de llegar, pero todavía más tarde llegó Saray Pavón, que finalizó el acto tras la intervención de Borja de Diego, si no se me olvida nadie. A lo mejor he cambiado un poco el orden, pero más o menos fue así. El relato de lo que vino después sería más apropiado para una crónica rosa, o salmón. Personalmente, me gustó conocer y tener ocasión de charlar con poetas como Javier Vela o María Alcantarilla. El murmullo de fondo que nos había acompañado durante la lectura dio paso a un espectáculo flamenco y poco a poco fuimos abandonando el local.

Horas más tarde, de vuelta a casa, no podía sino acordarme de Bourdieu -cuya visión de la literatura nos había inspirado en buena parte la concepción de la antología y el prólogo- y su análisis de L´éducation sentimentale de Flaubert. Para Bourdieu, la historia de Frédéric es el relato del aprendizaje de las incompatibilidades insurmountables que existen en el universo social y de lo inútil que resulta intentar conciliar sus extremos. Y es que una cosa es reunir a sesenta poetas muy heterogéneos en las páginas de una antología con vocación panorámica, y otra muy distinta pretender que sus personas coincidan armoniosamente en el contexto de un bar sevillano de tapas. Así que, después de todo o nada, regresé paseando con Paola, mi anfitriona, mientras conversábamos a cerca de la Sociología de la Literatura y el desayuno próximo. Aunque, ya sea por el exceso de cafeína, la emoción o los mosquitos, el hecho es que ya es de día y me parece que todavía no he conciliado el sueño.



foto Ediciones En Huida



foto Ediciones En Huida


8 comentarios:

María Alcantarilla dijo...

El placer fue mutuo, Jorge. Tenemos pendientes mil cervezas más (o mil vasos de agua)! ;)

Jorge Díaz Martínez dijo...

Gracias, María, seguro que sí, y espero que sea muy pronto :) Un abrazo!

Clarissa Dalloway dijo...

jo. y nosotros qué? no te gustó poder charlar con nocotros? :(

Jorge Díaz Martínez dijo...

Gracias, Clarissa, me encanta que te pongas celosa ;) Un besito

emiliano dijo...

jorge, aquí el uruguayo asistente.

a la espera de leer lo antologado para ver de qué va la escena andaluza más joven y contemporánea.

saludos.

Jorge Díaz Martínez dijo...

Hola, Emiliano, un placer saludarte a ti también. Si tienes algún enlace a ese proyecto tan interesante que me comentaste estaré encantado de echarle un vistazo.
Un abrazo

emiliano dijo...

jorge, estuve buscando algo en internet, pero no son más que noticias. no hay una versión PDF para poder leer.

se trata de dos libros:

-Antología de Poesía Dominicana y Uruguaya del S. XXI "Plata Caribe"

-Antología de Poesía Uruguaya y Cubana del S. XXI "El manto de mi virtud"

son libros que con seguridad no llegarán nunca aquí. por lo que, apena cuente con algo de tiempo libre, intentaré generar una versión PDF de los únicos 2 originales con los que cuento y te los hago llegar.

saludos.

Jorge Díaz Martínez dijo...

Gracias, Emiliano, espero que os vaya muy bien en ese proyecto editorial.

Saludos