blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 24 de agosto de 2011

Ana Gorría en Culturamas




















Más allá de lo supuestamente descriptivo, la atribución pictórica con la que frecuentemente suele aludirse a la poesía de Ana Gorría puede entenderse mejor desde la propia plasticidad de una poética que no distingue dicción de... Seguir leyendo




















domingo, 21 de agosto de 2011

UN TRAGO




















Foto de Laura Rosal



















5
(Yo)

UN TRAGO
de vino mientras a mi lado
yacía un cuerpo. Un demasiado trago
molestia en la nariz, catarata en el torso, conociéndome
mejor que el cuerpo
que yacía a mi lado. Un trago
de vino. Un cuerpo.
El vino no era sangre y el cuerpo estaba vivo.
Sin importancia. No sé
qué significa, pero entre los sentidos que no sé
es el menos grave. Un trago demasiado
y tosí levemente.




















6
(Tú)

Cabeza tronco extremidades ¿qué?
¿Algo más? Algún alma,
la energía mental de imaginar un alma.
Martes miércoles jueves ¿alguna ocupación?
¿Resolver un problema? Dar nombres a las cosas,
pero cómo
tanta seguridad
si el mundo fue inventado antesdeayer.

Si únicamente suena un estallido.
De mi experiencia aquí
me llevo un diosteama
y un noarrojarbasuras.
Tus datos personales se han apagado,
puedes decir "todo me da lo mismo" y significa que amanece tarde.
Y hay flores que se llaman como actrices, síndromes
que se apellidan como tú,
tú, mi animal de mundo,
que en sandalias paseas por el precipicio
y que bailas un vals con los obstáculos,
dueña de cicatrices entusiastas,
sólida gaseosa ¿qué? Amanecen

vidas provisionales
con la luz del que sí que no que sí,
desordenadas como firmamentos,
minusválida fe de creer hoy
en los dioses de dentro de las cosas, en el dios
que vigila el desorden de las cosas.









David Leo García, Dime qué, DVD ediciones, 2011.

































lunes, 15 de agosto de 2011

El tiempo no fue generoso con nadie









































EL TIEMPO NO FUE GENEROSO CON NADIE



“Ningún prisionero recobró el equilibrio sexual
Depresiones, impotencia, insomnio...
erotismo disperso en idiomas, lecturas,
juegos, música y gimnasia”.
 
Jim Morrison



A nosotros las reinas
a las que todos querían dar por el culo
aunque nos doliera
aunque nos atoráramos gritando que ¡No jetón!
¡Te digo que no!


Nosotras
caderas enfundadas en vinilo negro
y los ojos rojos
como dos semáforos
Colocadas, borrachas, voladas, pero conscientes compañero


Nosotras
las que empinadas en plataformas aleopardadas
ordenamos cada noche nuestra morena
contundencia en complejas estructuras
para sembrar el deseo


Nosotras
divinas hasta la intoxicación
violadas hasta el cansancio
inspiramos poesía en bares asquerosos
Besamos en la boca
y le dimos de mamar, de nuestros pechos rabiosamente igualitarios
a toda la sociedad de los
poetas-muertos-de-borrachos


Nuestras camas fueron sociedades anónimas
y para qué decir lo abiertas
Estrellas de la noche, abortivas de día


Nosotras
las de entonces
ahora estamos solas
nuestros novios proxenetas encontraron trabajo
y se casaron con sus secretarias
Ahora tienen úlceras y un vientre planetario


Ahora nos dicen perras.
ellos
los fornicadores
Algunos se postulan para huevadas y en la micro vemos sus nombres en las paredes de los eriazos


En tanto los poetas
cargan mortificados y silenciosos la herencia
insalubre de antiguas residencias prostibulares
Pila de jetones
que creyeron que mientras más putas cogían eran mejores poetas
Esos, ahora son funcionarios municipales
y por suerte
por stress
sus focos infecciosos ya no se erectan más


Esos
resignados
todas las mañanas
relamen su fracaso en el seno de sus mujeres santas
que por santas
a esa hora
la piel ya les huele a detergente
A esa hora los poetas – funcionarios
se convulsionan en los baños por la deuda hipotecaria
y porque la santa tuvo un apetito terreno el otro día y se compró una crema “carísima”
a ver si así se le compone la ruina del rostro
mapeado por los excesos de su poeta


Los otros
los verdaderos
los bellos
Esos animales hermosos que nos amaron a todas
y que dejaron la vida en las plazas
en las protestas, en cada vagina que besaron y mordieron
Esos héroes insolentes
que arrancaban los jugos hasta de las piedras con sólo mirarlas
Se mueren de a gotas en los manicomios
A ellos
de pronto
les aparecieron madres y parientes
que no dudaron en encerrarlos
Los que tuvieron suerte
alcanzaron a depositar su delirio en clínicas privadas
los otros
se fueron sin trámite a Avenida la Paz
Como antes sobre nuestras piernas abiertas
ahora duermen sobre sus excrementos


El tiempo no fue generoso con nadie
Tenían razón aquellos que nos asfixiaban
Ni para los revolucionarios de gobierno
ni para los intelectuales de derecha
Menos para las reinas


A nosotras, las reinas
tanto amor peregrino nos comió las puertas
de la maternidad, pero más que eso
y que los abortos baratos
fue tanto maldito abandono
lo que terminó por ahuecar nuestros cuerpos y nuestros corazones

























domingo, 14 de agosto de 2011

A MIÑA BELEZA








































A MIÑA BELLEZA sinala co dedo,
espella os meus cristais,
ofende.

A miña beleza que intimida,
que enerva sen falar,
que acovarda.

A miña beleza que prognostica,
que me eclipsa,
que me traizoa.

A que me vende barata,
a que amortiza os meus fallos,
que se me adianta.

A que levanta suspicacias,
a que disuade de min,
que desvirtúa.

A miña beleza que me somete,
faime criada de si,
a que me ata.

A miña beleza desvergoñada,
que te enfronta contra ti,
que me negocia.

A miña beleza que me deturpa,
que embaza os meus cristais,
a que me nega.

A miña beleza que manipulo,
que non outorga perdón,
a que me agacha.





Yolanda Castaño, Madrygal.





















miércoles, 10 de agosto de 2011

BAÑO DE MUJERES





































 



BAÑO DE MUJERES






1.

Quemada raja hirsuta
Llenada de sémenes sin madre ni padre
Corrida de mano hastiada fétida
Me lavó el humo de los cigarros ajenos
Pisoteada yo la que me gusta la cosa
Culpable nacida de costilla para servir
Eterna rendidora yo la mirada
Ahorita mero me lo metes papacito
Mi rey
Todos los días el día de mi venganza.


2.

Aquí frente a la canallada nosotras
Las que insultadas crecimos
En el descampado de las ilusiones
Nosotras las más bonitas
Las que íbamos a ser reinas.


3.

Yo soy la inventada
La que te rasga el desvarío y te propone
Aquí en la hoja amarillean tus orines
Aquí en la libreada de nuestros países
Un lugar para tu lengua
La rozadura de este encuentro latino
Un campito para nosotras en los túneles
Tu pezón recto es mi escritura.


4.

Yo mujer mal parida
De todos tus amores la más desgraciada
La más fiera de su calaña
Te hago una rotura
En el corrupto corazón de tu violencia
De mala yerba mi  lengua en tu lengua
Descastada
Sola yo salgo con mi pedazo
Mi porción de carne también para mí
Para ahora sí metértelo
Para ahora sí decirte que fuí tuya.


5.

En el temor de Dios criadas maldecidas
Orillados nuestros cuerpos
Dientes romos
Llameantes de lujuria las mejillas
Expuestas las cavidades al crimen
Nosotras las que fuimos violadas.


Bárbara Délano (1961-1996)