blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 24 de abril de 2013

Carmen Jodra murmura para nosotros

 


Acabo de leer Rincones sucios, de Carmen Jorda, y no he podido evitar recordarla en una de esas noches literarias con motivo de cualquier cosa que no recuerdo. Poetas vagando calle arriba y calle abajo, de un piso a otro, por las aceras de Granada. Hablaba sola, murmuraba continuamente algo ininteligible. Eso recuerdo. Su poesía no es tan distinta, pero el hecho de estar impresa la hace más inteligible: habla de la oscuridad, de su oscuridad. Muy deprimente, me ha encantado.

El amigo que es joven no es joven ni es amigo.
Hay vino y opio y sexo, hay casa y hay abrigo
para la noche negra y frágil madrugada
que despliega su muerte como una flor cansada.

Carmen Jodra
Rincones sucios
La Bella Varsovia, 2011.

miércoles, 17 de abril de 2013

Luz etérea de abril




En las madrigueras de la locura
duerme plácidamente la poesía.

Raíces acurrucadas, telarañas de imágenes 
que tejer
o en las que confundirnos.

Salir de aquí
hacia lo transparente: espacio.

Vibración de la luz, distancia clara.



jueves, 11 de abril de 2013

Climas de interior

Sierra Nevada desde mi ventanilla

Salir de un país donde mirar a los transeúntes se considera cívicamente incorrecto
para entrar en otro donde los taxistas te narran sus experiencias de juventud en el extinto servicio militar obligatorio.

Salir de un abril en torno a los cero grados centígrados
para llegar a otro en torno a los veinticinco.

Salir de una nevada
para pisar el sol.

Y, no obstante,
está más fría Córdoba que Trondheim.

Ya se sabe.




jueves, 4 de abril de 2013

Rindalsloa





RINDALSLOA

Bajo la sombra azul de los abetos,
sobre la luz curvada de la nieve,
en la noche brillante de colinas de este silencio limpio, inverosímil.

Una cabaña, amor
sobre este cielo blanco, bajo la tinta inmensa.
Huellas iridiscentes: fuego.