blog de Jorge Díaz Martínez

domingo, 16 de junio de 2013

Ut pictura poesis


Me han hecho mucha ilusión los preciosos dibujos que los alumnos del IES "La Sagra", de Huéscar, realizaron sobre algunos de mis poemas. He encontrado en cada una de las ilustraciones una verdadera obra de arte diferente y personal. Os dejo solo una pequeña muestra de este ejercicio de creatividad e imaginación tan encantadora. ¡Muchas gracias!















sábado, 15 de junio de 2013

Conferencia en el IES "La Sagra", de Huéscar









El pasado 13 de junio tuve la suerte de participar, dentro del Plan de Fomento de la Lectura, en el programa “Por qué leer a los clásicos”, de la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro, pronunciando una conferencia en el IES “La Sagra” de Huéscar sobre la relación entre la poesía contemporánea y los clásicos. Desde aquí, muchas gracias al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por facilitar y mantener el soporte necesario para este tipo de actividades, así como al IES “La Sagra” y a su Departamento de Lengua y Literatura, y muy especialmente a la poeta y profesora Nieves Chillón, por invitarme a realizar esta lectura. El solo hecho de poder respirar los olores del altiplano penibético ya hizo que mereciera la pena este viaje, pero no quiero dejar de mencionar la cálida hospitalidad de Julio y Nieves, así como la simpatía de los profesores del centro y su colaboración para que todo marchara sobre ruedas, además de la educación de unos alumnos que mantuvieron la atención y el interés en todo momento. La conferencia consistió en un recorrido temático a través de algunos de los poemas clásicos más conocidos de la tradición literaria española, relacionados con algunos poemas actuales. En concreto, leí poemas y fragmentos de Jorge Manrique, Rafael Espejo, Carlos Pardo, Garcilaso de la Vega, Gustavo Adolfo Bécquer, Pablo García Casado, Luis de Góngora y Juan Carlos Reche. Sin duda, el momento de catarsis llegó con la lectura del poema “Desahucio” –de temática amorosa-, de Pablo García Casado, que fue interrumpida por la emoción desbordada del auditorio y seguida de un impresionante aplauso. El entusiasmo de tres cursos de segundo de ESO ante el recitado de este pequeño poema fue, sinceramente, bastante mayor de lo que ya esperaba, pero para alguien cuya misión consistía en despertar el interés de los jóvenes alumnos por la lectura, el momento me supuso una gran alegría y la satisfacción de haber alcanzado el objetivo. Ha sido un placer participar en este programa y hacerlo en un entorno y ante un público excelente. Así pues, de nuevo muchas gracias a todos quienes hacen posible que estos valiosos momentos de intensidad asomen a la superficie de nuestras a veces demasiado prosaicas vidas. Y abrazos. 



lunes, 10 de junio de 2013

Homenaje a Pedro Ruiz Pérez, y a nosotros mismos







El pasado viernes 7 de junio se celebró un recital de homenaje a la gestión cultural realizada por los poetas vinculados al Aula de Cultura de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba entre 1992 y 2002. Fue un acto, como suele decirse, bonito y entrañable. Y creo que lo fue de verdad. Uno de los momentos más emocionantes fue la entrega de una placa de reconocimiento al profesor D. Pedro Ruiz Pérez, que durante esos años actuó como catalizador de muchas iniciativas, además de ser para la mayoría de nosotros mucho más que un simple profesor. Por lo que me toca, tuve la oportunidad de quedarme a gusto y declarar públicamente lo importantes que fueron para mí aquellos años en los que Raúl Alonso nos reunía en el Can-Can para escuchar a los poetas cordobeses de Antorcha de Paja, José Luis Amaro y Francisco Gálvez, así como a poetas traídos de cualquier rincón del país, como Antonio Orihuela, Luis Felipe Comendador, Jesús Aguado o Chantal Maillard, entre otros muchos, pero sobre todo para escucharnos a nosotros mismos. Años de aprendizaje mutuo entre aspirantes a poetas, de lecturas compartidas, cuando conocíamos personalmente a autores consagrados como Francisco Brines, Felipe Benítez Reyes o Luis García Montero, y leíamos a los de vanguardia, como Roger Wolfe, David González o Manuel Moya, que no eran todavía tan conocidos, o a los onubenses que editaba Uberto Stabile en su revista Aullido, y un inmenso etcétera inenarrable de aventuras y encuentros. Así que gracias por darme la oportunidad de agradecer. De agradecer a aquellos que oficiaron a la vez de amigos y maestros, como Eduardo Chivite, Eduardo García, Juan Antonio Bernier, Pablo García Casado, Rafael Antúnez, Juan Carlos Reche, Francisco Onieva, Daniel García Florindo, Antonio Barquero, y ya lo dejo porque de todas formas es seguro que se me olvida alguien. Y por supuesto la impagable suerte de aprender en el aula y fuera de ella con nuestros mentores Pedro Roso, Pedro Ruiz o Mª Ángeles Hermosilla, a quienes debo una parte insustituible de mi formación como escritor y, aunque parezca una exageración, también como persona. A todos ellos, y a los que se me olvidan, de corazón, muchas gracias.





jueves, 6 de junio de 2013

Tres poemas tras la luz








niños que dibujan un sol
sobre un papel

evidentemente no brilla

pero simula
la transparencia
de un día azul



señala al cielo

dibuja nubes
que se disipan

es un niño el que llora
mientras escribo este poema

envidio sus lágrimas
su claridad



llora la luz
qué hermosas las esferas que describe
enciende leves sombras a su paso
busca su sitio

tropieza

violenta nuestra conversación
y se refugia en nuestros ojos

dime qué significa


José Ignacio Montoto
Tras la luz
La Garúa Libros, 2013
 




 

miércoles, 5 de junio de 2013