blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 31 de enero de 2018

A mí me parecía africano


Perfect shot by @albadove 

Habiendo dormido poco y después de inyectarme virus vivos subcutáneamente me dejé llevar por mis pasos respirando al ritmo vegetal de las conversaciones telúricas que me circundaban, admirando la serena majestuosidad de los seres elevados y tratando de sutilmente acariciarlos... Hasta encontrarme de frente a este gran árbol de raíces colgantes, que a mí me parecía africano aunque el cartelito dice que es sudamericano y me puse a fotografiarlo, a descansar un momento en sus ancianas vértebras robustas, a dejarme enmarcar perfectamente por el instante casual que nos presenta la luz de este presente. 

#portraits #photography #árbol #raíces#soul #sevilla



Premieres Méditations Poétiques de Alphonse de Lamartine



Durante el último mes de clases, el año que trabajé en la Universidad Palacky de Olomouc, empezaron a desalojar el antiguo edificio para acometer por fin la sempiternamente postergada reforma del que seguía siendo prácticamente el mismo que alguna vez sirvió de arsenal militar durante la época napoleónica. Como consecuencia, se deshacían de libros que llevaban décadas pillando polvo y humedad en las viejas bibliotecas de los despachos, incluyendo la del Dto. de Francés. Libros de un invaluable valor para cualquier amante de la literatura eran abandonados sobre las mesas de los pasillos, lo que incrementó bastante el volumen de mi biblioteca. Sobre todo ediciones antiguas y algunas incluso de comienzos del veinte. Entre ellas, este ejemplar que cabe en la palma de la mano: Premieres Méditations Poétiques de Alphonse de Lamartine. Me encanta su melancolía encuadernada en una edición ahora tan igualmente anacrónica, como una correspondencia poética más entre materia y espíritu. Siempre que lo acaricio me impregna un aura de otro tiempo y adoro sumergirme en la lectura de sus meditaciones amarillentas, como las de una fiebre cuya vacuna he venido a ponerme hoy a Sevilla, eligiendo este poemario para el AVE, por lo manejable y ligero y por su idioma, a cuya sonoridad me conviene ir acostumbrándome pronto... Lo que en parte me salvó de la obsesiva conversación telefónica de la desinhibida desquiciada inconsolable artista galerista demandante de atención emocional sentada paralela en el vagón... 

#poésie #poesía #libros #livres#littérature #literatura #lamartine #viajes#voyages #lecturas #lectures #nostalgie#mélancolie #nostalgia #melancolía#français #olomouc #ave #czech #sevilla



sábado, 27 de enero de 2018

Myopic poet. Self-portrait



Elegir la locura como modo de vida me parece lo cómodo. Más turbio es atreverse a superar alguna maltrecha infelicidad, aunque sea a través de esta ínfima escritura conmovida ridículamente. Me voy a hacer una foto. ¿Me voy a hacer una foto? Por si sirve el ritual. La tinta roja. 
.
.
.
#portrait #selfie #photography #writer#poesía #photoamateur #libros #littérature#selfportrait #lepoète




jueves, 25 de enero de 2018

Mensaje en el espejo


24 de enero de 2018

Qué difícil es vivir en este mundo para las personas sensibles. Nosotros mismos nos apagamos para dejar de sufrir, para vivir una realidad prosaica que no nos corresponde, alejados de nosotros mismos, olvidados de nosotros mismos, de nuestra forma de ser y de sentir, distraídos en el ajetreo de la vida. 

Pero a veces recordamos y sentimos. Hay muchos de nosotros que, incluso, prefieren no sentir: es demasiado complicado. Es más sencillo y fácil llevar una vida normal, sin más complicaciones que las de -ya de por sí complicadas complicaciones de una vida normal... Llenarse de quehaceres y preocupaciones, o simplemente luchar por sobrevivir económicamente en esta realidad, ya es suficiente.

Nunca escaparemos totalmente de la magia. Siempre llamará, golpeando imprevistamente, suave o fuertemente con sus nudillos, a despertarnos de nuestro sueño. A recordarnos quiénes somos en realidad. A recordarnos que no podemos escapar de lo que somos. 

Si no creemos en las casualidades y sí en las señales, sin llegar al agobio interpretativo de cada detalle que acontece, nos rodea y nos traspasa. Si hemos perdido el sentido de quienes somos. Si hemos vivido y sentido cosas que no podemos explicar completamente, o que simplemente nunca comprenderemos...

Nosotros mismos embotamos nuestra sensibilidad, en el alcohol, el tabaco, las drogas, el queso fundido... O es la intensidad de nuestras emociones la que nos lleva, sobre todo durante nuestra juventud, y a veces hasta el abismo, a entregarnos a la encantadora voluptuosidad de las sustancias espirituosas... que nos emborronan y embrutecen liberando el ánima animal de los instintos primarios... lo que es muy relajante y liberador... ¿Y qué otras puertas abrimos y cerramos al hacerlo? Supongo que... no tengo conocimiento bastante para... tener una opinión universalizadora en todo tiempo y lugar. 

La intensa sintonía que sentimos, a veces, nos asusta, la apartamos, la ignoramos, la evitamos... confundidos en el ejambre de las construcciones mentales mediante las que intentamos saber cómo vivir, mediante las que tratamos de sobrevivir, porque de momento no sabemos hacerlo de otra manera o no nos queda mucha más opción en realidad... en esta realidad... o tal vez sí.

Un beso









lunes, 22 de enero de 2018

Práctica de sanación


Uma coisa que não te contei: sua música me dá vontade de escrever. É como se fossemos um caminho pela qual a emoção usasse para tocar as pessoas, ela sai de você, depois chega em mim e vai para outro e assim por diante. Gosto dessa sensação.
T. F.



martes, 16 de enero de 2018

En respuesta a otro poema




Acorda, Jorge, vamos acordar 
Não é porque é dia
Que não se pode os sonhos costurar 


Quando a luz da manhã caminhar 
por entre seus dedos melodia
Veja como é belo o sentimento que irradia 
Das mãos a fazer sonhos brotar 


Na boca o abacate botar
Nos olhos a imensidão estendida 
No peito o amor que faz chorar
Na alma o calor do sol da ousadia

Como se pode dizer que isso não é sonhar?

T. F.



#poesía #sueños #darkness #portugues#poesia #ensueño #dreams #photo 


miércoles, 3 de enero de 2018

La lluvia en el desierto. Eduardo García





Este es mi primer libro de 2018, que aunque por supuesto no pueda suplir la ausencia de Eduardo, sí que en algo reconforta encontrar su palabra reunida y recordar su voz en los poemas. Para mí, un auténtico tesoro. Muchas gracias a Rafaela Valenzuela Jiménez.