blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 24 de abril de 2013

Carmen Jodra murmura para nosotros

 


Acabo de leer Rincones sucios, de Carmen Jorda, y no he podido evitar recordarla en una de esas noches literarias con motivo de cualquier cosa que no recuerdo. Poetas vagando calle arriba y calle abajo, de un piso a otro, por las aceras de Granada. Hablaba sola, murmuraba continuamente algo ininteligible. Eso recuerdo. Su poesía no es tan distinta, pero el hecho de estar impresa la hace más inteligible: habla de la oscuridad, de su oscuridad. Muy deprimente, me ha encantado.

El amigo que es joven no es joven ni es amigo.
Hay vino y opio y sexo, hay casa y hay abrigo
para la noche negra y frágil madrugada
que despliega su muerte como una flor cansada.

Carmen Jodra
Rincones sucios
La Bella Varsovia, 2011.

No hay comentarios: