blog de Jorge Díaz Martínez

sábado, 2 de julio de 2011

CUL-DE-SAC, de Mercedes Cebrián

 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En Cul-de-sac, Mercedes Cebrián nos brinda un relato fuera de lo habitual, donde lo narrativo se reduce a tres viñetas que escenifican una reflexión sobre la semiótica en la que la sintaxis no obedece tanto a los pasos de una trama como a los exemplos de un empacho de significación, condición que viene asumida desde el propio título y a la que el narrador concluye resignándose, en una muestra de racionalismo occidental. Otra versión, al fin y al cabo, del mito de la separación original que nos condena a no ser impresión pura, que nos condena a rastrear rastros significantes superpuestos, que nos condena a leer. Y a comprar libros, no siempre tan agudos como este.
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  


   

No hay comentarios: