blog de Jorge Díaz Martínez

jueves, 22 de febrero de 2018

Profesor blanco, corazón negro




He llegado a Lomé. 
Sema me lleva en su moto
y me enseña la ciudad 
sin detenerse.
El campus universitario
es lo más parecido a un campo.
Le digo que se pare 
y me aproximo al ser majestuoso
para que me haga fotos
con mi móvil.
Y aquí
bajo su sombra
estoy
en señal de victoria
con una mano de agradecimiento
sobre su sabiduría,
a la sombra del baobab.











No hay comentarios: