blog de Jorge Díaz Martínez

viernes, 8 de marzo de 2013

Un peligro para la libertad




La sociedad, la cultura en que vivimos, fomenta y exige que el estudiante se oriente hacia el logro de un empleo y de la seguridad física. Esta ha sido la constante presión de todas las sociedades: la carrera está en primer lugar, y todo lo demás es secundario. O sea, primero el dinero, y segundo, los complejos aspectos de nuestra vida diaria. Nosotros estamos tratando de alterar este proceso, porque el hombre no puede ser feliz con dinero solamente. Cuando el dinero se vuelve el factor dominante en la vida, existe un desequilibrio en nuestra actividad cotidiana. (...)

Como nuestra educación consiste fundamentalmente en la adquisición de conocimientos, nos está volviendo más y más mecánicos; nuestras mentes están funcionando a lo largo de surcos estrechos, ya sea científico, filosófico, religioso, profesional o tecnológico el conocimiento que estamos adquiriendo. Nuestro modo de vivir, tanto en el hogar como fuera de él, y nuestra especialización en una carrera particular, están volviendo nuestras mentes cada vez más estrechas, limitadas e incompletas. Todo esto conduce a un estilo mecánico de vida, a una estandarización mental; y así, poco a poco el Estado, hasta un Estado democrático, dicta e impone lo que debemos ser. Naturalmente, la mayoría de las personas reflexivas se da cuenta de esto, pero por desgracia parece aceptarlo y vive con ello. De modo que esto se ha vuelto un peligro para la libertad. 

Krishnamurti
Cartas a las escuelas
Edhasa, 1984

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece un razonamiento sesgado. En primer lugar no se trata del dinero, si no la preciosa autonomía. Por otra parte, en estos tiempos en los que el horizonte del conocimiento ha llegado tan lejos, es difícil ser un sabio al viejo estilo, al menos antes de los sesenta. La especialización no te hace más mecánico de lo que tu espíritu lo es. Debe haber un tiempo para aprender y otro para alejarse de lo sabido, para volver a andar los pasos al revés -y mejorado- hacia ti mismo.
N.

Jorge Díaz Martínez dijo...

Hola N.
efectívamente es un razonamiento sesgado, es una cita, pero creo que guarda cierta coherencia.
Yo también pienso que para ser eficaz en cualquier campo es necesario dedicarle una proporción de tiempo que excluye dedicar ese tiempo a otros campos y por lo tanto el concepto sería el de "especialización". Pero esto es solo una creencia, basada en la experiencia, y la experiencia no es infalible.
En conjunto, sintonizo con el mensaje tras el razonamiento de Krishnamurti, nuestras sociedades están desequilibradas porque privilegian el beneficio económico y la formación "compartimentada" de los "individuos" por encima de otros valores, mediante un sistema educativo basado en esa prioridad.
Gracias por comentar,un saludo.