blog de Jorge Díaz Martínez

lunes, 12 de noviembre de 2012

Transbordo Barroco


De izquierda a derecha: Eduardo Chivite, Mertxe Manso, Jorge Díaz Martínez, Rafael Antúnez Arce, María Goranova-Bernier, Juan Antonio Bernier.
© Pablo Diartínez
 
Lo primero que hice el sábado, recién aterrizado en Córdoba, fue quedar con algunos de mis amigos poetas para inaugurar "oficialmente" el nacimiento de Transbordo. Poemas del metro de Barcelona haciéndoles entrega del ejemplar que les debo por los años de amistad y aprendizaje compartido. Y, aunque no todos pudieron asistir, fue un placer encontrarnos, igual que hace quince años, degustando flamenquines y salmorejos bajo el techo abovedado de una vieja bodega de la Plaza de la Corredera. A la salida, mi hermano, que además es el ilustrador del libro, nos echó la obligada fotografía de grupo, advirtiendo que la retocaría con Photoshop. La oscuridad de la toma y la arquitectura renacentista me recordaron a los lienzos de Caravaggio y mi hermano transformó los pixeles en auténticas pinceladas de Velázquez. Casualmente, el Barroco tiene mucho que ver con la poética del libro. Y ahora caígo en que empezamos la noche conversando a propósito de Lope y las universidades jesuítas. Transfondo de perspectivas y equivalencias concéntricas. Gracias, Pablo.



No hay comentarios: