blog de Jorge Díaz Martínez

sábado, 13 de mayo de 2017

Soneto ebrio



SONETO EBRIO

Pedir turno en la barra de cerveza
con un humo liviano en los pulmones
como un peso como de acordeones
del invierno que dura es mi cabeza.

He venido a ausentarme... por azar
a las armas secretas de este libro,
secretario del alma, más que libro,
de mi alma cortada por Cortázar.

Y en un lugar que ahora no recuerdo
de nombres que olvidar debo la lista
donde te anotaré cuando estés lista
si mal no ahoga ahora no recuerdo.

Ama la vida asombra el sentimiento...
caída de desconocimïento...



No hay comentarios: