blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 17 de julio de 2013

Daniela Camacho escribe un poema para Ágata




poema para Ágata



para encenderte los párpados, Ágata,
y hablarle al leopardo que duerme a mitad de tu sangre
para escuchar el bramido de lilas a mitad de tu sangre
hay que ser ángel o violeta degollada
ceniza de uvas negras
vino ardiendo en la lengua de las animalas
 

hay que sacarse de los ojos la nieve
decir aguamarina
clavar una libélula en el pecho de los recién nacidos
 

para apagar la niebla hay que morir despacio
mientras los árboles arrullan a los astros
 

hay que morir despacio
y para siempre



Daniela Camacho
[imperia]
Fundación Editorial El perro y la rana, 2013. 
(Caracas, Venezuela)