blog de Jorge Díaz Martínez

miércoles, 31 de julio de 2013

Amanece, pero el sueño permanece



Y los últimos sueños huyen por la ventana.
V. Huidobro


Amanece
y un pájaro nocturno
cruza veloz el cuarto
para posarse en tu frente y anidar
como frágil estátua entre tus ojos.

Lenguaje diminuto, incomprensible
voz, música pequeña de su cuerpo
diciéndote al oído:
¿de quién es ese sol
distinto y esa luna más acá del cristal,
por qué invisibles hilos danzan,
a qué estarán soñando?


Nieves Chillón
Morning Blues
Cuadernos del Vigía, 2006

 

2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Gracias, siempre, por la espléndida selección de textos en tu blog.
Salud-os

Jorge Díaz Martínez dijo...

Gracias, Amando. Saludos.