blog de Jorge Díaz Martínez

martes, 22 de febrero de 2011

visita a Matisse



Después de visitar la exposición temporal de Matisse en el Palacio de Carlos V de la Alhambra, la vida se ve de otra manera. Uno entiende inmediatamente aquello  de Donatello parmi les Fauves. Realmente, estos colores muerden, me han mordido en los ojos. Venía alguno de sus cuadros más conocidos, como Odalisque avec culottes rouges.  Cada uno de sus cuadros, hasta el más modesto, brilla como si su pintura estuviera todavía fresca. Recuerdo haber tenido una sensación parecida en Londres, ante los girasoles de Van Gogh… Matisse no disponía de photoshop, pero sabía cómo poner al máximo la vibrance de sus cuadros.

Después de ver a Matisse, uno  transita en un estado alterado de percepción: las perspectivas se fugan, el musgo tan luminoso sobre los adoquines que parece de art decó, y toda la realidad rima… y entonces a uno le da por escribir desparramadamente, llegar a casa y pseudo criticarse a sí mismo en  una nueva entrada. Uno empieza a subir la vibrance de todas las fotos antes de colgarlas y pinta las letras del título de su blog del fucsia más encendido posible. Y claro, entonces uno vuelve de golpe a poner los pies en la tierra, sorprendido al comprobar la mentalidad que continúa rigiendo la mayoría de las cabezas circundantes, incluso las de quienes se consideran artistas o poetas: “no me gusta strip garden en rosa! es muy de chica! tenia que decirtelo... le quita seriedad.... bisous!” “te jodes”. Y, al final, a uno le acaban borrando de los contactos de Facebook.

                                Todo por culpa del arte. Todo.
  











7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se escribe fucsia. Un saludo.

juan andres dijo...

tú flipas en blanco y negro

Jorge Díaz dijo...

Es cierto, anónimo, gracias. Un saludo.

Jorge Díaz dijo...

y tú en morado

Anónimo dijo...

A ver, le dijiste "te jodes" a un colega que te dijo que no le gustaba el rosa y después este ¿te borró del facebook? Joder, ¡yo quiero que mis problemas sean todos como los de los poetas!

Anónimo dijo...

se dice "golpe", no "glope"

Jorge Díaz dijo...

gracias